domingo, 1 de marzo de 2009

Su querido "tuto".




Para mí, siempre ha sido un encanto, ver a niños pequeños, de un año y medio, más o menos, caminando por los pasillos del supermercado, centro comerciales y parques de la ciudad, con un pequeño pañito entre sus manos, el cual acarician suavemente y se llevan al rostro , como tratando que su olor se impregne en lo más profundo de sus recuerdos.


No podía entender esa fascinante atracción, que siente un pequeño hacia su "tuto", como le llamamos en mi país, hasta hace más o menos, 2 meses atrás, cuando mi pequeño Benjamín, cada vez que lo levantaba de su cuna, algo angustiado decía: "Tuto, tuto" y estiraba los brazos para lograr alcanzarlo.
Sí!!!...mi pequeño tiene un tuto, es tan emocionante ver el lazo que hay entre los dos, no es un pañal de género, ni tampoco el pijama de mamá, es un pececito calipso de peluche, que mi madre le regaló el día que nació,pero como era muy grande para él, lo colgamos sobre su cuna, para que él lo viera, así pasaba horas, tranquilo, observando ese gordo pececito calipso, hasta que cumplió los 6 meses recién se lo entregué y desde ese momento no se han separado más.
Pececito es su consuelo cuando está afligido o mamá no está cerca, cuando estamos fuera de casa, su olor pareciera recordarle su hogar, lo que le da tranquilidad y seguridad.
Es muy gracioso verlos jugar, su tuto es uno más de la familia, a quien invita a bailar, cuando hay una bella melodía, es a quien alimenta a la hora de la cena y a quien llama la atención cuando tiene una rabieta.
Es su amigo especial, a quien por nada cambiará, es el quien le recuerda los juegos con Eduardo, su hermano mayor, los besos de papá y las caricias de mamá.
Pececito está sucio y desastrado, parece que tuviese 10 años, ya perdió su suavidad y la vitalidad de sus colores, pero dentro del corazón de Benjamín, siempre un espacio tendrá.......
"Hace tutito, tuto Pechechito"

4 comentarios:

MVP dijo...

Hola, llegué a tu blog a través de "Vamos Viendo" y me gustó. Te sigo leyendo.
bye
Vicky

Suricato dijo...

no sé porque lo primero en lo que pensé cuando ví el peluche fue en una serie que dan por cable... se llama 31 minutos

mmmm... ahora que recuerdo es de tu país jajaja

en fin, tal vez sea un modo como el niño canaliza sus afectos, no había pensado en lo de impregnar el objeto...de hecho hablaba una vez con una amiga y ella afirma que las cosas huelen a sus dueños

saludos!

Sofy_..•*·*♥ dijo...

Que linda entrada, que increible que un objeto o una simple tela los niños lo hagan ser un tuto o algo especial para ellos, por instinto o el olor como lo mencionas aca,hasta cuando somos adultos tambien creo que tenemos nuestro tuto en este caso seria la almohada ,me gusto mucho tu escrito y recorde mi niñez, gracias...
Saludos *

Ania dijo...

MUCHAS GRACIAS A LOS 3 POR SUS COMENTARIOS, REALMENTE ME ENCANTA RECIBIRLOS ......LOS ESTOY LEYANDO.
CARIÑOS.