lunes, 18 de mayo de 2009

Renovación.

El águila es el ave de mayor longevidad de su especie, llega a vivir 70 años.

Pero para llegar a esa edad a los 40 años, deberá tomar una difícil y seria decisión


A los 40 años sus uñas están apretadas y flexibles, lo que no le permite tomar bien a sus presas con las que se alimenta.

Su pico largo y puntiagudo se curva hacia su pecho.

Sus alas están envejecidas y pesadas, sus  plumas gruesas, lo que le hace volar con dificultad….volar ya se le hace muy difícil.

 Entonces el águila tiene dos alternativas:

- Morir

- o enfrentar el doloroso cambio de renovación, que dura 150 días.

 Esto consiste en volar hacia lo alto de una montaña y quedarse en un nido cercano a un  paredón, en donde no tendrá  la necesidad de volar

 

Después de encontrarse en el lugar, el águila comienza a golpear la pared con su pico hasta arrancarlo.

Después de arrancarlo, esperará el crecimiento de uno nuevo, con el que se quitará una a una sus uñas talones.

Cuando las uñas comienzan a nacer, se quitará las plumas desplumándose de las viejas y asomándose las nuevas.

Después de 5 meses sale al famoso vuelo de renovación que le dará 30 años más de vida......


                     

En nuestra vida muchas veces tenemos que resguardarnos para comenzar un proceso de renovación.

Para continuar un vuelo de victoria, debemos desprendernos de costumbres, tradiciones y recuerdos que nos causan dolor.

Solamente libres del peso del pasado, podemos aprovechar el resultado valioso que nos trae una renovación.

Esto lo encontré en la web, es una presentación power point....Me pareció bonita y quise compartirla con todos ustedes.

8 comentarios:

ana dijo...

Mi niñaaaaa, vengo con retraso, pero aquí estoy, hoy que puedo poniendome al día.

El reportaje del museo me ha seguido gustando, Pero ese invierno ha conseguido emocionarme.

Hoy me entregas la renovación, y me ha sorprendido, la historia de ese aguila que para seguir viviendo tiene que renovarse a si misma.

Muy interesante, y las fotos preciosas.

Un besito muy fuerteeeee.

Arwen dijo...

Preciosa reflexion Ania me gusto mucho y es verdad hay veces que tenemos que dejar atras el pasado y renacer auunque duela, besitos dulces amiga mia

Adrisol dijo...

muy interesante tu entrada!!!!!!!!!!!!!!

ojalá todos pudiéramos hacer lo mismo, renovarse para seguir viviendo.............

gracias por compartir..

un abrazo,diosa

≈ Estrellita ≈ dijo...

Muy bella entrada Ania y con gran mensaje, un beso y que sigas bien la semana

Rubén el Navegante dijo...

Sacrificarse para revivir. Es una buena lección la que nos da el aguila, lo desconocía y me ha impactado.
Te dejo estas palabritas.
He tenido tus manos navegando
bordando de caricias mi cintura,
has ligado mi piel sin atadura,
el tacto de tu piel me va enganchando.
Átame a ti...unamos nuestros lazos,
beberé de tu amor y así me sacio
mientras se marca el alma con tus trazos.

Suricato dijo...

mmm me gusta el águila... sabías que ese era el pseudónimo de Napoleón I (l'aigle)

entonces su hijo fue la aguilita (l'aiglon)

saludos

Adribel dijo...

Me hiciste llorar querida Ania, esta historia me recuerda a mi vida totalmente, un dolor y una renovación, cuando flaquee voy a recordar esta historia, que si me permitís me la voy a llevar para tenerla guardada.
Te mando un abrazo, gracias por compartirla...

atisor75 dijo...

mi nombre es rosa diaz.vivo en la puerta norte de chile..iquique.mi pasion es el tejido a crochet.gracias por permitir la entrada y conocerte.espero que estemos en contacto.saludos